la vision que Dios coloca en nosotros para nuestros hijos.

la vision que Dios coloca en nosotros para nuestros hijos. 300x189 - la vision que Dios coloca en nosotros para nuestros hijos.

la visión que Dios coloca en nosotros para nuestros hijos.

Visión es tener una imagen mental de lo que queremos ser o hacer. Para tener visión debe haber un sueño, si ese sueño no está claro, ¿cómo voy a lograr hacerlo realidad? «escribe la visión, y haz que resalte claramente en las tablillas, para que pueda leerse de corrido» habacuc 2.2
Dios nos entregó a nosotros como papas una visión para la vida de nuestros hijos y es nuestra responsabilidad descubrirla y hacerla realidad.

Como saber cual es la vision que Dios coloca en nosotros para nuestros hijos.

Cuando tuve en mis brazos a mi primogenita, kristy, por primera vez, vi sus manitos y el tamaño de sus dedos y supe que iba a ser pianista.

Luego con su llanto que se escuchaba por toda la iglesia supe que también sería cantante. además, un día no paraba de hablar y hablar, yo estaba desesperada y le dije «Cállate Ya» pero Dios dijo: «cállate Tú, porque estás callando a una predicadora. inmediatamente le pedí perdón a Dios y a mi hija.

Yo soy mamá y esposa de pianistas y me encanta que el piano suene todo el tiempo. un día tomamos la decisión con mi esposo de que nuestros hijos tenían que ensayar el piano todos los días, Así que yo me quedaba encerrada en mi casa con ellos cada tarde durante 3 horas mientras ensayaban.

Mi esposo era el profesor Y tuvo que sacar de su tiempo todos los días para enseñarles, no fue nada fácil, mi familia y mis amigos no entendían Por qué le dedicamos tanto tiempo a eso, un día mi vecina me dijo: no moleste tanto. déjelos que no ensayen.

El problema era que ella no entendía el plan y la visión de Dios para la vida de mis hijos, ¡pero yo sí, yo tenía un plan dado por Dios para ellos, el ensayo no era negociable.

El rascacielos del plan de Dios se construye con pequeño sueños que son como ladrillos de fidelidad día tras día. Nosotros podemos llegar al piso 3, pero los sueños de nuestros hijos empezaran desde ese Punto de partida y llegarán Más alto que nosotros, hasta el piso 20.

Nuestros hijos necesitan de nosotras mucho más de lo que necesitan cosas que podamos darle.

Facebook Comentarios.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *